Posts

gases en el estomago

Gases en el estómago

Cada vez son más las personas que sufren de gases en el estómago debido a nuestra sociedad y hábitos alimenticios. En el mayor número de casos se trata de un simple problema a la hora de expulsarlos, pero también existe el problema del acompañamiento del dolor.

De cualquier forma, la situación no es agradable y siempre presente problemas en mayor o menor medida; sensación de hinchazón en el vientre, movimiento constante de barriga, dolor abdominal o una mala sensación en la zona de nuestro vientre.

¿Qué son los gases en el estómago?

Las flatulencias se inician cuando en nuestro estómago o intestinos se produce una acumulación de gases. De esta forma, el origen puede ser intestinal o gástrico.

No existe una causa única para la aparición de los gases, debido a que podemos encontrar el problema en distintos puntos. La alimentación juega un papel fundamental, los alimentos ricos en carbohidratos, fibra, proteínas y gasas en conjunción con bebidas carbohidratada pueden provocar gases en su combinación en el estómago.

Algunos fármacos también pueden originar gases intestinales durante un tratamiento, por lo que normalmente el médico nos habrá informado de la aparición de estas flatulencias. En otros casos, determinados problemas de salud, como las úlceras gástricas, pueden llevar a producir muchos gases.

Una de las causas más frecuentes es la ansiedad. La ansiedad es una gran generador de gases, ya que no sólo hace que no ingiramos la comida de la mejor manera posible (prisas, sin masticar correctamente, etc.), sino que en el estómago acelera el propio ritmo intestinal produciendo gases en el forzado de la digestión.

Cómo prevenir los gases y flatulencias

Fundamentalmente podemos conseguirlo a través de modificaciones en nuestra dieta. Algunos consejos efectivos pueden ser los siguientes:

  • Evitar algunas verduras: Algunas verduras pueden evitarse con el objetivo de no acumular gases en el estómago. Por ejemplo, la coliflor es muy conocida por generar gases tras su consumo.
  • Adios a los fritos: Los fritos no son nuestros amigos si no queremos acumular gas en nuestros intestinos.
  • Cuidado con los carbohidratos: Hay que controlar la ingesta de carbohidratos.
  • Bebidas con gas: Evitarlas siempre, sin excepciones.
  • Nada de café: Las infusiones o el té verde pueden ser unos sustitutos estupendos.
  • Caminar tras las comidas: Para incentivar la motilidad intestinal y el funcionamiento de nuestro estómago, es una buena idea andar unos diez minutos tras cada comida.